¡Tu caballo está a salvo!

m

Si tus caballos han sufrido cojeras intensas, intermitentes o cambiantes en las extremidades sin razón aparente, están perdiendo peso o han tenido lesiones en ligamentos o tendones, puede ser que ellos hayan sufrido de una enfermedad cuyos problemas abordamos brevemente en nuestra entrada anterior, donde te contábamos por qué el calcio es importante en la vida de tus caballos.

Expertos en Colombia afirman que 1 de cada 2 equinos pueden presentar los síntomas descritos anteriormente con una frecuencia significativa, los cuales pueden deberse a una patología conocida como Hiperparatiroidismo nutricional secundario (HNS), la cual en estados avanzados puede traer consecuencias muy graves como fracturas.

Esta patología es una enfermedad metabólica ósea que se produce por el desbalance dietético de calcio y fósforo que genera un desgaste del sistema óseo del equino; debido a que en sus dietas es común encontrar altas cantidades de fósforo, y unas sustancias llamadas fitatos y oxalatos, las cuales están presentes en el forraje e impiden la correcta absorción del calcio presente en las dietas o en suplementos comerciales.

En el reporte de Caso “Hiperparatiroidismo nutricional de origen secundario en 3 yeguas de raza Criollo Colombiano en Antioquia” publicado en el Journal of Agriculture and Animal Sciences, (Enero – Junio de 2015. Vol. 4, No. 1. / C. Jaramillo et.al.),  citando a Stewart et al., 2010, se afirma que “cuando un equino es alimentado con dietas que contengan 1 % o más de oxalatos se puede reducir la absorción de calcio hasta en un 66 % e incrementar la excreción fecal del mismo”, esto se ve reflejado en un aumento de la paratohormona, la cual le ordena al organismo del equino a extraer calcio de sus huesos para cumplir con funciones metabólicas esenciales.

Recordemos que el organismo del caballo requiere calcio diariamente para sus funciones. El calcio es el macro mineral más abundante en el cuerpo, aproximadamente el 99% se encuentra en los huesos y los dientes, siendo muy importante para el sistema óseo y locomotor; el 1% restante se requiere para el cumplimiento de funciones como:

  • La contracción muscular, es decir que es necesario para el funcionamiento de los músculos y órganos como el corazón, el diafragma, los pulmones y la contracción de los músculos en general.
  • La termorregulación.
  • La coagulación de la sangre.
  • Transmisión de impulsos nerviosos.
  • Permeabilidad de las membranas celulares.

Los requerimientos de calcio varían de acuerdo al peso y estado fisiológico del equino, al no poder absorber el que obtiene de la dieta, el cuerpo lo extrae de sus propios huesos y comienzan los problemas

¡Aprende más con nosotros!

[aprende_mas]

× ¿Te podemos asesorar?