¡Tu caballo está a salvo!

m
s

Forticaps

  /  aprende   /  Tras bambalinas de la feria equina

Tras bambalinas de la feria equina

Por: Natalia Abaunza García

Es bien conocido dentro de nuestro gremio equino la labor que realizan los jinetes en sus caballos. Esos binomios que logran triunfos, esas duplas que hacen que el ambiente rebote de alegría y haya una sinfonía de pasos. El gran montador o chalán que hace con un animal, la más hermosa competencia, y con elegancia y firmeza, logra que su caballo entregue a sus propietarios una fiesta de nobleza. Alegrías y emoción se vive en cada una de las ferias, gracias a la voluntad, fe e ilusión que mueve a cada uno de los criadores que nos permiten deleitarnos con sus ejemplares.

El equipo bien formado trae estructura, disciplina, triunfos y objetivos logrados. Mas allá de esa dupla y esa armonía del montador y su caballo, hay toda una vida, que detrás de la pista refleja con amor y alegría su compromiso, dedicación y ganas de llevar a su caballada al triunfo, y no hablo del propietario, hablo de ese personaje, que recorre las pesebreras llevando el agua y el concentrado, que volea rasqueta, que limpia las jaulas, que corre para alistar las cosas, que duerme , si es que lo logra, en una cama armada durante toda la feria…ese gran personaje, que es una de la ficha más importante del criadero, demuestran cada día en sus labores, el anhelo de llegar a ser grandes, compartir con el equipo y su patrón las alegrías y la tristezas.

Muchos conocen de caballos, la mayoría, se gana su respeto, aprende a leerle la mirada y sabe cuándo algo les incomoda o cuando quieren descansar. Dejan en sus casas a sus familias, casi que la vida se les vuelve un viaje continuo, recorriendo los paisajes más bonitos y sembrando sueños cada vez que se montan al camión con los caballos que tiene que cuidar, cuelga su hamaca y cierra los ojos, pero va tranquilo por que sabe que se ha luchado duro y que hay con que ganar. 

Se convierte en plomero, electricista, arquitecto y diseñador de espacios, por que cada que llega a una feria, transforma toda la estructura en una vivienda, el espacio que será su hogar durante los días de competencias. Conoce cada cosa que necesita para mantener un orden en sus labores, se levanta temprano, se organiza, cambia las aguas y echa comida, acaricia a la yegua, le habla al potro, peina al caballo y le baña las crines, justo a tiempo para que, al llegar su jinete, encuentre todo como le gusta verlo, bonito, limpio y ordenado. 

Son ellos los encargados de la gran responsabilidad de cuidar los caballos, que no les falte un buen heno, buena comida y lo que logra el mejor balance en su cuidado, un buen suplemento. Pendiente de la sal para las yeguas, listo para llamar a su patrón si las vitaminas están por acabarse, vela por el bienestar de las crías pues ellos serán lo futuros campeones, y de él depende que se levanten bien, que sean saludables y que tengan una buena condición corporal, para que algún día entren a desbordar energía y se sienta cada pisada retumbar en la tabla sonora y en la pista.  Grandiosa labor la que hacen los palafreneros, los cuidadores de caballos, y todos los que están tras bambalinas en una feria equina, de ellos, depende que todo el equipo funcione, y su labor es igual de importante a la del gran chalan, que, como todos, tienen sueños de ser grandes. Amigo chalan, déjelo sentir su caballo, déjelo gozar al poner esa silla y montar al ejemplar que tanta cuida, ayúdele a aprender lo principal que necesita su caballada, logre que todos esos sueños se materialicen y se conviertan en buenas acciones. Una buena palmada en el hombro los empuja hacia adelante para tener una meta clara, vaya, vuele y dele las gracias a esa ficha que a veces es olvidada.

Nuestro deseo, así como es de ustedes es tener caballos equilibrados, que puedan competir, que sean bien manejados y cuidados, por esto destacamos la labor de los palafreneros, aliados importantes suyos, nuestros y del gremio en general en esta importante cruzada que emprendemos a diario, cuyo objetivo no es otro más que tener caballos cada vez más sanos.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
× ¿Te podemos asesorar?